(011) 4304-2367
Todos los contenidos © 2017

Cámara Argentina del Papel y Afines

Noticias

La disminución de la capacidad laboral y el deber del empleador de asignar tareas.

Publicada en Noviembre 08, 2017
El Art. 212 Párr. 1ro, de la LCT dispone que, si del accidente o enfermedad sufridos por el trabajador resultase una disminución definitiva de su capacidad laboral y éste no estuviera en condiciones de realizar las tareas que anteriormente cumplía, el empleador deberá asignarle otras que pueda ejecutar sin disminución de su remuneración.
Si el empleador no pudiera dar cumplimiento a esta obligación por causa que no le fuera imputable, deberá abonar al trabajador una indemnización igual a la prevista en el artículo 247 de esa ley. Contrariamente, si estando en condiciones de hacerlo no le asignare tareas compatibles con la aptitud física o psíquica del trabajador, estará obligado a abonarle una indemnización igual a la establecida en el artículo 245.
Es decir que el empleador estará obligado a reincorporar al trabajador si existe un alta médica que indique que está en condiciones de realizar sus tareas habituales o bien, que presenta una incapacitación que se considera definitiva y que le impide realizar aquellas tareas. Sólo en éste último caso, el empleador, si las tiene, debe asignarle tareas que pueda desempeñar, compatibles con aquella, sin disminución de su nivel de remuneración. No reúne esa condición un certificado que recomiende la realización de “tareas livianas”, ya que éste, nada dice sobre si el impedimento es o no definitivo, tal la exigencia legal.
Cabe agregar, que la regla explicada es aplicable cualquiera hubiera sido la naturaleza del accidente o enfermedad causantes de la incapacitación (ajenos o no al trabajo).
Si bien la norma referida no define que debe entenderse por “disminución definitiva”, de la capacidad de trabajo, interpretamos que es aquella que –desde el punto de vista médico- no permitirá al trabajador retomar sus tareas habituales, al menos, hasta la finalización de los plazos de licencia paga y el periodo de reserva de puesto de un año previsto en el Art. 211 de la LCT pendientes, que son los periodos máximos legales durante los cuales el empleador está obligado a esperarlo. Si se verifica tal situación, lógicamente, es inútil que continúen transcurriendo esos plazos.
Configurado entonces el carácter definitivo, irreversible, de la disminución en la capacidad para realizar las tareas habituales, recién el empleador tendrá la obligación arriba indicada.

Feriados turísticos 2018/2019

Publicada en Noviembre 08, 2017
Se publicó en el Boletín Oficial el Decreto 923/2017, mediante el cual, el Poder Ejecutivo Nacional en ejercicio de las facultades que le confiere el Art. 7 de la Ley 27.399, fija días feriados con fines turísticos para los años 2018 y 2019.

Corresponderán a las siguientes fechas:

Año 2018:
30 de abril, 24 de diciembre y 31 de diciembre.

Año 2019:
8 de julio, 19 de agosto y 14 de octubre.

Los supuestos de suspensión y extinción de la relación laboral y la cobertura de Obra Social.

Publicada en Noviembre 07, 2017
El Art. 10 de la Ley 23.660 enumera situaciones en que, pese a la suspensión de las obligaciones principales derivadas de la relación laboral (prestación de servicios por el trabajador y pago de salarios por el empleador), el trabajador beneficiario del Sistema de Obras Sociales mantiene el derecho a sus prestaciones.

La norma dispone que el carácter de beneficiario del sistema subsiste mientras se mantenga el contrato de trabajo o la relación de empleo público y el trabajador o empleado reciba remuneración del empleador, con las siguientes salvedades:
- En caso de extinción del contrato de trabajo, los trabajadores que se hubieran desempeñado en forma continuada durante más de tres (3) meses mantendrán su calidad de beneficiarios durante un período de tres (3) meses, contados desde aquella, sin obligación de efectuar aportes;

- En caso de interrupción del trabajo por causa de accidente o enfermedad inculpable, el trabajador mantendrá su calidad de beneficiario durante el plazo de conservación del empleo sin percepción de remuneración, sin obligación de efectuar aportes;

- En caso de suspensión del trabajador sin goce de remuneración, éste mantendrá su carácter de beneficiario durante un período de tres (3) meses. Si la suspensión se prolongare más allá de dicho plazo, podrá optar por continuar manteniendo ese carácter, ingresando el aporte a su cargo y la contribución a cargo del empleador;

- En caso de licencia sin goce de remuneración por razones particulares del trabajador, éste puede optar por mantener durante la condición de beneficiario ingresando los aportes a su cargo y la contribución a cargo del empleador;

- Los trabajadores de temporada podrán optar por mantener el carácter de beneficiarios durante el período de inactividad ingresando durante ese período el aporte a su cargo y de la contribución a cargo del empleador. Este derecho cesará a partir del momento en que, en razón de otro contrato de trabajo, pasen a tener la condición de beneficiarios titulares del sistema.

- La trabajadora en situación de excedencia puede optar por mantener su calidad de beneficiaria durante ese período, ingresando el aporte a su cargo y de la contribución a cargo del empleador.
En todos los casos mencionados el mantenimiento de la calidad de beneficiario del trabajador en relación de dependencia se extiende a su respectivo grupo familiar primario.

- En caso de muerte del trabajador, los integrantes de su grupo familiar primario mantendrán el carácter de beneficiarios, por un plazo de tres meses computado desde la fecha de fallecimiento.
Vencido dicho plazo pueden optar por continuar en ese carácter, cumpliendo con los aportes y contribuciones que hubieren correspondido al beneficiario titular.
Este derecho cesará a partir del momento en que por cualquier circunstancia adquieran la calidad de beneficiarios titulares (p.ej: por inicio de una relación laboral).
La norma faculta a la Superintendencia de Servicios de Salud para resolver los casos no contemplados en el artículo en comentario, como también los supuestos y condiciones en que subsistirá el derecho al goce de las prestaciones, derivados de los hechos ocurridos en el período durante el cual el trabajador o su grupo familiar primario revestían la calidad de beneficiarios, pudiendo ampliar los plazos de las coberturas cuando así lo considere.

Enfermedades crónicas ajenas al trabajo. Cómputo de plazos de licencia.

Publicada en Noviembre 06, 2017
El tema en comentario suele generar dudas sobre el cómputo del plazo de la licencia.
El Art. 208 de la LCT dispone que cada accidente o enfermedad inculpable que impida la prestación del servicio no afectará el derecho del trabajador a percibir su remuneración durante un período de tres (3) meses, si su antigüedad en el servicio fuere menor de cinco (5) años, y de seis (6) meses, si su antigüedad fuera mayor. Y en los casos que el trabajador tuviere cargas de familia y por las mismas circunstancias se encontrara impedido de concurrir al trabajo, los períodos durante los cuales tendrá derecho a percibir su remuneración se extenderán a seis (6) y doce (12) meses según si su antigüedad fuese inferior o superior a cinco (5) años.
Esa fórmula legal presenta particularidades cuándo, como en el caso de las afecciones crónicas el periodo de licencia no es continuo sino que se da en forma discontinua o esporádica.
La norma citada prevé que cuando se produce lo que denomina “recidiva de enfermedades crónicas”, es decir, su reiteración o secuela, ellas no generan derecho al goce de un nuevo período de licencia, contado desde cero, sino que se acumulan a los períodos anteriores, hasta agotar el plazo legal de licencia paga a que el trabajador tiene derecho según su antigüedad y situación de cargas de familia.y -es útil aclararlo, aunque no lo mencione esa disposición legal-, el siguiente periodo de conservación de empleo de doce meses sin pago de salarios (LCT, Art. 211).
Es decir que para ser considerada "recidiva" y poder acumular los lapsos de licencia, la afección debe tener un mismo origen o causa. No debe tratarse de distintas enfermedades, ya que en este caso, cada una de ellas, generaría un plazo de licencia nuevo.
Un ejemplo de esto, sería el del trabajador que sufre de una lumbalgia por padecer una hernia de disco. Goza de un mes de licencia y , vuelve a trabajar, y tras un par de semanas vuelve a verse impedido de trabajar por la misma afección. El nuevo período de licencia se acumulara al anteriormente gozado.
El Art. 208 de la LCT, además, dispone que la acumulación de lapsos de la misma licencia, finaliza cuando han transcurrido dos años, sin consignar la oportunidad a partir de la cual, debe contarse ese plazo.
Interpretamos que ella coincide con la fecha en que la afección impidió, al manifestarse por primera vez, prestar servicios al trabajador. Siguiendo el ejemplo anterior, si ello ocurrió un 20/10/2015 los sucesivos lapsos de tiempo en que se hubiera visto impedido de trabajar se suman, hasta agotar el periodo de licencia paga y -reiteramos- el siguiente periodo de conservación de empleo. A partir del 21/10/2017, si se produjeran nuevas "recaídas" por la misma causa, se tratará de una "nueva licencia", computándose los plazos desde el inicio.
Esta interpretación a falta de norma expresa, es la más favorable al trabajador (LCT, Art. 9, Párr. 2do).

Viáticos

Publicada en Noviembre 05, 2017
Los viáticos, sumas de dinero que el trabajador recibe del empleador para ser destinada a la cobertura de diversos gastos generados por su actividad (p.ej: movilidad, transporte, comida, hotel, "gastos de representación", etc.) son considerados remuneración excepto en la parte efectivamente gastada y acreditada por medio de comprobantes (Art. 106 LCT y 6 de la ley 24.241).
Lo expuesto no impide que las partes signatarias de convenios colectivos de trabajo, considerando características especiales de la actividad que regulan, estipulen el pago de viáticos sin obligación del trabajador de rendir cuentas, que tampoco integran la remuneración (Plenario 247 del 28-8-85 de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, en la causa "Aiello, Aurelio c/ Transportes Chevallier S.A").

 

  PROXIMA PAGINA  |   ULTIMA PAGINA

© 2017 Cámara Argentina del Papel y Afines. Todos los derechos reservados.  |  CONDICIONES Y POLÍTICAS DE USO