Fray Justo Santa María de Oro 2730
5° A - CABA
Tel: (05411) 5256-4044/4043
Todos los contenidos © 2019

Cámara Argentina del Papel y Afines

Noticias

Suspensión disciplinaria, salarios y despido indirecto.

Publicada en Febrero 28, 2019
El artículo 67 de la LCT faculta al empleador para aplicar medidas disciplinarias proporcionadas a las faltas o incumplimientos del trabajador, quien puede, dentro de los treinta (30) días corridos de notificada la medida cuestionar su procedencia y el tipo o extensión de la misma para que se la suprima, sustituya por otra o límite, según los casos.

Para leer la nota completa, debe ingresar al portal de asociados.

Enfermedades crónicas. Cómputo de plazos de licencia.

Publicada en Febrero 27, 2019
El tema en cuestión suele generar dudas sobre el cómputo del plazo de la licencia por enfermedad.
El Artículo 208 de la LCT dispone que cada accidente o enfermedad inculpable que impida la prestación del servicio no afectará el derecho del trabajador a percibir su remuneración durante un período de tres (3) meses, si su antigüedad en el servicio fuere menor de cinco (5) años, y de seis (6) meses, si su antigüedad fuera mayor. Y en los casos en que el trabajador tuviere cargas de familia y por las mismas circunstancias se encontrara impedido de concurrir al trabajo, los períodos durante los cuales tendrá derecho a percibir su remuneración se extenderán a seis (6) y doce (12) meses según si su antigüedad fuese inferior o superior a cinco (5) años.
Esa regla legal presenta particularidades cuándo, como en el caso de las afecciones crónicas, el período de licencia no es continuo sino que se da en forma discontinua o esporádica.
La norma citada prevé que cuando se produce lo que se denomina “recidiva de enfermedades crónicas”, es decir, su reiteración o secuela, ellas no generan derecho al goce de un nuevo período de licencia, contado desde cero, sino que se acumulan a los períodos anteriores, hasta agotar el plazo legal de licencia paga a que el trabajador tiene derecho según su antigüedad y situación de cargas de familia. Y -es útil aclararlo, aunque no lo mencione esa disposición legal-, igual criterio es aplicable al siguiente período de conservación de empleo de doce (12) meses sin pago de salarios (Artículo 211 de la LCT).
Es decir que para ser considerada "recidiva" y poder acumular los lapsos de licencia la afección por la cual el trabajador reinicia la licencia debe tener un mismo origen o causa. No debe tratarse de distintas enfermedades, ya que en este caso, cada una de ellas, generaría un plazo de licencia nuevo.
Un ejemplo de esto, sería el caso del trabajador que sufre de una lumbalgia por padecer una hernia de disco. Goza de un mes de licencia y, vuelve a trabajar, y tras un par de semanas vuelve a verse impedido de trabajar por la misma afección. El nuevo período de licencia se acumulará al anteriormente gozado.
El Artículo 208 de la LCT, además, dispone que la acumulación de lapsos de la misma licencia, finaliza cuando han transcurrido dos años, sin consignar la oportunidad a partir de la cual, debe contarse ese plazo.
Interpretamos que ella coincide con la fecha en que la afección impidió, al manifestarse por primera vez, prestar servicios al trabajador. Siguiendo el ejemplo anterior, si ello ocurrió el día 20/10/2015, los sucesivos lapsos de tiempo en que se hubiera visto impedido de trabajar se suman, hasta agotar el período de licencia paga que le corresponde y -reiteramos- el siguiente período de conservación de empleo. Si a partir del día 21/10/2017 se produjeran nuevas "recaídas" por la misma causa, se tratará de una "nueva licencia", computándose los plazos desde el inicio.
Esta interpretación a falta de norma expresa, es la más favorable al trabajador (Artículo 9, Párrafo segundo de la LCT).

Para leer la nota completa, debe ingresar al portal de asociados.

Remuneraciones variables y cálculo de la indemnización por despido.

Publicada en Febrero 26, 2019
El Artículo 245, Párrafo 1º de la LCT dispone que en los casos de despido sin justa causa dispuesto por el empleador, habiendo o no mediado preaviso, éste deberá abonar al trabajador una indemnización equivalente a UN (1) mes de sueldo por cada año de servicio o fracción mayor de TRES (3) meses, tomando como base “la mejor remuneración mensual, normal y habitual” devengada durante el último año o durante el tiempo de prestación de servicios si éste fuera menor.
Este trabajo se refiere a las reglas aplicables a la remuneración variable cuando se debe determinar aquella base de cálculo.
Conceptualmente, remuneración variable, es aquella cuyo monto no se determina en función del tiempo trabajado –remuneración fija- sino la que se calcula según la calidad o cantidad del trabajo prestado con vistas a un determinado resultado.
Un ejemplo típico es el salario a destajo o por pieza o medida. También son remuneraciones variables las comisiones sobre ventas o los “premios” que se determinan en función de un resultado previsto de antemano, por ejemplo un premio por productividad.
Si bien la remuneración por horas extras, estrictamente no es una remuneración variable (ya que, en rigor lo que varía es la cantidad de horas trabajadas en cada período de liquidación, lo que evidencia que es una remuneración por tiempo), tal variación hace que le sean aplicables también, las pautas que se referirán para las remuneraciones variables. Dichas pautas son las siguientes:
1) No deben ser promediadas (CNAp.Trab. plenario 298, 05/10/2001, “Brandi, Roberto c/ Lotería Nacional S.E.”). Debe ser “la mejor”, es decir el monto más alto que surja de la comparación de los períodos mensuales, siempre que su monto no sea anormal, extraordinario, de acuerdo a la manera en que se desarrolló la relación laboral.
2) Deben ser remuneraciones normales y habituales. Respecto de la “habitualidad” –que no es otra cosa que la reiteración, repetición del devengamiento- un criterio razonable es considerar que existe esa situación cuando el rubro se ha devengado durante la mayor parte de los períodos mensuales que se están comparando (así por ejemplo, el operario que a la fecha del despido tiene al menos un año de antigüedad y que ha laborado horas extras durante más de SEIS (6) dentro de los últimos DOCE (12) meses de devengamiento de salarios).

Para leer la nota completa, debe ingresar al portal de asociados.

Licencia de vacaciones y detracción de la remuneración sujeta a contribuciones de la Seguridad Social.

Publicada en Febrero 11, 2019
El Art. 4 del Decreto 814/01 dispone que de la remuneración imponible para el cálculo de las contribuciones de la Seguridad Social se detraerá mensualmente un importe por cada uno de los trabajadores.

Ese importe fue fijado por la Res. de la Secretaría de Seguridad Social 3/2018 desde el 01/01/2019 en $ 7.003,68.- (PESOS SIETE MIL TRES CON SESENTA Y OCHO CENTAVOS).

El cuarto párrafo del Art. 4 del Decreto 814/01 establece que en caso de liquidación proporcional de "vacaciones no gozadas" (debiendo entenderse por tal, no obstante la expresión utilizada, la licencia vacacional) "la detracción a considerar para el cálculo de las contribuciones por dichos conceptos deberá proporcionarse de acuerdo con el tiempo por el que corresponda su pago".

A su vez el Decreto 759/18 dispone que si por cualquier motivo corresponde aplicar la referida detracción en función de los días trabajados se considerará que el mes es de TREINTA (30) días.

Las reglas citadas contemplan la situación de la licencia vacacional que comienza en un periodo mensual y finaliza en el siguiente, lo que obliga al empleador a calcular proporcionalmente el monto de la detracción como dice la norma "de acuerdo con el tiempo al que corresponda" el pago de las contribuciones. Ese tiempo, en el periodo mensual en que comienza la licencia resultará de sumar los días de trabajo durante ese mes a los de aquella, del que resultará un tiempo total superior a 30 días.

Supóngase el caso de un trabajador con régimen de jornada completa que en un determinado mes trabaja hasta el día 10 y el día 11 inicia una licencia de 28 días, que finaliza el día 8 del mes siguiente. Para calcular el monto proporcional de la detracción correspondiente a ese mes se dividirá su monto mensual por 30 y el valor diario se multiplicará por 38 (10 días trabajados en el mes + 28 días de licencia).

Ejemplo $ 7.003,68 / 30 x 38 = $ 8.871,32.- Este será el monto de detracción correspondiente al mes en que comienza la licencia.

En el mes siguiente, de acuerdo al ejemplo, el trabajador retoma tareas el día 9. La detracción correspondiente a este segundo mes se calculará también de manera proporcional considerando únicamente los día trabajados ($ 7.003,68 / 30 x 22 = $ 5.136,03.-)

Para leer la nota completa, debe ingresar al portal de asociados.

Declaración jurada de conceptos no remunerativos. Modificación.

Publicada en Enero 17, 2019
La Resolución General AFIP 4398 (B.O. 15/01/2019) ha modificado el Art. 2 de la Resolución General 3279 del mismo organismo que disponía que la DD.JJ de conceptos no remunerativos debia presentarse antes de su pago. La nueva reglamentación establece que el empleador tiene plazo para presentar la referida declaración hasta la fecha de vencimiento para la presentación del F. 931 de la AFIP de declaración jurada de aportes y contribuciones con destino al SUSS. Esta nueva regla entra en vigencia a partir de la fecha antes citada.

Agrega la norma, que en caso de rectificarse en el F. 931 AFIP los conceptos no remunerativos, deberá presentarse una nueva declaración jurada de ellos, correspondiente a ese periodo.

Para leer la nota completa, debe ingresar al portal de asociados.

 

  PROXIMA PAGINA  |   ULTIMA PAGINA

© 2019 Cámara Argentina del Papel y Afines. Todos los derechos reservados.  |  CONDICIONES Y POLÍTICAS DE USO