Fray Justo Santa María de Oro 2730
5° A - CABA
Tel: (05411) 5256-4044/4043
Todos los contenidos © 2019

Cámara Argentina del Papel y Afines

Noticias

Emergencia ocupacional. Despido sin causa. Duplicación de las indemnizaciones.

Publicada en Diciembre 17, 2019
Se publicó en el Boletín Oficial del pasado 13/12/2019 el Decreto de Necesidad y Urgencia 34/2019 que declara la emergencia pública en materia ocupacional por un plazo de 180 días contados desde la fecha antes indicada, que es la de su entrada en vigencia. El Art. 2 de la norma en comentario establece que en caso de despido sin justa causa durante su vigencia el trabajador/a tendrá derecho al doble de "la indemnización prevista por la legislación vigente". El Art. 3 precisa que la duplicación comprende "todos los rubros indemnizatorios originados con motivo de la extinción incausada del contrato de trabajo", es decir, las indemnizaciones por antigüedad prevista en el Art. 245 de la LCT y las correspondientes, si procedieran, a falta de preaviso e integración de mes de despido (LCT, Art. 232 y 233). También es aplicable a los rubros indemnizatorios equivalentes que pudieran prever estatutos profesionales. El decreto no es aplicable a las relaciones laborales celebradas a partir de su fecha de entrada en vigencia.

Recordatorio. Remuneraciones mínima y máxima sujetas a aportes de la Seguridad Social y Obras Sociales a partir del 01/12/2019.

Publicada en Diciembre 10, 2019
Las bases imponibles mínima y máxima de remuneraciones sujetas a aportes de Seguridad Social y al Sistema de Obras Sociales a partir del período devengado diciembre de 2019 serán de PESOS CUATRO MIL OCHOCIENTOS NOVENTA Y TRES CON VEINTICINCO CENTAVOS ($ 4.893,25) y PESOS CIENTO CINCUENTA Y NUEVE MIL VEINTIOCHO CON OCHENTA CENTAVOS ($ 159.028,80), respectivamente. Así lo dispone la Res. ANSeS 279/2019, Art. 3. En consecuencia, la remuneración mínima aplicable para el cálculo de aportes y contribuciones al Sistema de Obras Sociales será de PESOS NUEVE MIL SETECIENTOS OCHENTA Y SEIS CON CINCUENTA CENTAVOS ($ 9.786,50.-) ya que, como se recuerda, ésta equivale a dos veces la aplicable a los aportes de Seguridad Social (Decreto 921/16, Art. 3).

Aplicación de embargos sobre salarios e indemnizaciones.

Publicada en Diciembre 09, 2019
El Art. 120 de la LCT dispone que el salario mínimo vital (SMV) es inembargable en la proporción que establece la reglamentación, salvo por deudas alimentarias. Siguiendo esa directiva legal el Decreto 484/87 ha fijado las siguientes pautas: 1) Remuneración mensual bruta devengada (RMB) La RMB devengada es inembargable hasta una suma equivalente al importe del Salario Mínimo Vital (SMV). Si el monto de la RMB supera el del SMV será embargable en la siguiente proporción: 1. Si el monto de la RMB es inferior o igual al doble del SMV mensual, se retendrá hasta el 10 % del importe que exceda del SMV. 2. Si el monto de la RMB es superior al doble del SMV mensual, se retendrá hasta el 20 % del importe que excediere del SMV. Tres ejemplos de límites de retención suponiendo un SMV de $ 16.875. a) RMB devengada $ 12.000. Es inferior al SMV por lo que no hay retención. b) RMB devengada $ 30.000 - $ 16.875 = $ 13.125 x 10% = Retención embargo $ 1.312,50. c) RMB devengada $ 70.000 - $ 16.875 = $ 53.125 x 20% = Retención embargo $ 10.625. 2) Sueldo anual complementario (SAC) Al liquidar el SAC se aplica idéntico criterio al indicado en 1). Es decir, si su importe no supera el del SMV, no hay retención. Si lo supera, se aplica el porcentaje de retención que corresponda. 3) Indemnizaciones Respecto de estos rubros el Art. 3º del decreto dispone que se aplican los porcentajes de retención arriba indicados directamente sobre la suma total de ellos, sin descontar el SMV vigente. 4) Deudas alimentarias y gastos del juicio alimentario a cargo del deudor Los límites de embargabilidad referidos en los puntos anteriores no son aplicables en el caso de cuotas por alimentos o litis expensas. En este caso se procederá a retener directamente lo que disponga la orden judicial (Art. 4º Decreto 484/87).

Vacaciones. "Tiempo trabajado" y cómputo de la licencia. Importancia práctica.

Publicada en Diciembre 05, 2019
El Art. 152 de la LCT establece una regla que, si bien por su ubicación regula el cómputo del descanso vacacional, por su alcance es general y permite determinar con precisión la antigüedad del trabajador a los efectos del otorgamiento y/o liquidación de todos los derechos laborales determinables en función de la antigüedad del trabajador. La norma en comentario dispone: “Se computarán como trabajados, los días en que el trabajador no preste servicios por gozar de una licencia legal o convencional, o por estar afectado por una enfermedad inculpable o por infortunio en el trabajo, o por otras causas no imputables al mismo”. Dado que el descanso vacacional -y todos los créditos laborales- se mensuran en función de la antigüedad del trabajador a órdenes de su empleador, es imperativo precisar el concepto de “tiempo trabajado”. Éste no se limita al efectivamente laborado, sino que incluye los lapsos de tiempo en que el trabajador no prestó efectivamente servicios porque tenía una causa legal que lo eximía de hacerlo. Por eso comprende a las licencias legales y las previstas en convenios colectivos de trabajo y a los períodos durante los cuales está incapacitado para trabajar por accidentes y enfermedades -ajenos o no al trabajo-, incluido el período de conservación de empleo del Art. 211 de la LCT. Finalmente la regla en comentario incluye en el "tiempo trabajado" a las inasistencias del trabajador por causas "no imputables" al trabajador. La importancia práctica de esta mención es dejar fuera de aquella noción a aquellos tiempos en que no hubo prestación efectiva de servicios por causas que le son imputables, atribuibles a la voluntad del dependiente. Las más frecuentes son: 1) Las ausencias motivadas en una licencia sin goce de haberes pactada con el empleador. Generalmente, obedecen a motivos particulares. Nos referimos a licencias no previstas en convenios colectivos de trabajo. Algunos de éstos, prevén ese tipo de licencia por razones muy puntuales (p.ej.: familiar directo enfermo a cargo) y con lapsos de tiempo muy breves. Éstas integran las “licencias convencionales” a que aludimos más arriba y son, como tales “tiempo de trabajo”. 2) Las ausencias sin aviso e injustificadas. 3) La situación de excedencia de la trabajadora (LCT, Art. 183.c). 4) Las suspensiones disciplinarias.

Vacaciones. Tiempo trabajado en el año y extensión de la licencia.

Publicada en Diciembre 04, 2019
El Art. 151 de la LCT dispone que el trabajador tiene derecho a la licencia de vacaciones que le corresponde conforme a su antigüedad, siempre que haya prestado servicios durante la mitad, como mínimo, de los días hábiles, comprendidos en el año calendario o aniversario respectivo. Entendemos por “día hábil” el día laborable en el establecimiento. La norma agrega una regla lógica: se consideran hábiles los días feriados en que el trabajador deba normalmente prestar servicios. Es por ejemplo la situación del trabajador incorporado para desempeñarse durante el descanso semanal de otros trabajadores y que se obliga a prestar servicios los días sábados, domingos y feriados. También es útil aclarar que esta regla es aplicable sea cual fuere la antigüedad del trabajador, cuando no ha llegado a cumplir la prestación mínima de trabajo aludida (p.ej.: el trabajador que reingresa a órdenes de un empleador para el que laboró y lo hace en una fecha posterior al 1º de julio).

 

PRIMERA PAGINA  |   PAGINA ANTERIOR  |   PROXIMA PAGINA  |   ULTIMA PAGINA

© 2019 Cámara Argentina del Papel y Afines. Todos los derechos reservados.  |  CONDICIONES Y POLÍTICAS DE USO