(011) 4304-2367
Todos los contenidos © 2017

Cámara Argentina del Papel y Afines

Reciclado de Papel

 

Reciclar papel es el proceso de recuperar papel ya utilizado, para transformarlo en nuevos productos de papel.

Existen dos categorías de papel que pueden utilizarse como materia prima para fabricar papel reciclado:
Los desechos Pre-consumo: son trozos y recortes provenientes de la fabricación del papel, así como productos de papel que han sido rechazados, por ejemplo por defectos de calidad y no podrán comercializarse.
Los desechos Post-consumo: son productos de papel que ya han circulado por el mercado, han sido utilizados, y el consumidor descarta como basura, ej; revistas, material de oficina impreso o fotocopiado, etc.

Los desechos post-consumo son los más apreciados y adecuados al verdadero concepto de reciclaje, dónde una de las premisas fundamentales es la reutilización de los recursos, para reducir tanto el impacto ambiental como el consumo de energía en la industria.

Casi cualquier tipo de papel se puede reciclar, aunque algunos resultan mas difíciles de tratar que otros, por ej. los cubiertos con plástico o aluminio, estos desechos no se reciclan por el elevado costo de los procesos involucrados.

El papel se recicla reduciéndolo nuevamente a pasta de papel y combinándolo con pasta de fibra virgen, según las características del producto final que desea obtenerse. Esto se debe a que el proceso de reciclaje provoca la ruptura de las fibras y en cada ciclo de reciclado, disminuye la calidad de la fibra obtenida y por ende la calidad del papel que se obtendrá de su uso como materia prima. Se calcula que la fibra soporta hasta cinco procesos de reciclado, por lo cual siempre será necesario incorporar algo de fibra virgen en cada ciclo para obtener nuevos productos aptos para su uso como sustituto de papeles de fibra virgen.

El tema del reciclaje industrial de papel, despierta controversias y si bien sabemos lo beneficioso que puede resultar por diversas razones, debemos tener conciencia de que ningún cálculo de ahorro energético o de disminución de árboles talados, es absoluto.

Principales criterios relacionados con el reciclaje de papel:

Tala de Árboles – la producción de papel representa solo el 35% de los árboles talados en el mundo. La mayoría e los fabricantes de pasta de papel llevan a cabo programas de reforestación para asegurar el continuo abastecimiento de materia prima. Hay que tomar conciencia de que si no disminuye la demanda de papel, siempre será necesario mantener grandes bosques. Por otra parte no debería confundirse el reciclado del papel con el salvataje de Bosques Tropicales. Mucha gente tiene el falso concepto de que fabricar papel es lo que está causando la desaparición de los bosques tropicales, pero raramente este tipo de madera se utiliza para tal fin. La deforestación se produce principalmente por la presión demográfica, que demanda más tierras para agricultura, ganadería y construcción.

Ahorro energético – se sabe que reciclar contribuye a ahorrar energía. Si bien no hay valores absolutos al respecto, y la realidad del reciclaje de papel varía entre diferentes países y sociedades que lo han implementado seriamente, se calcula que al reciclar industrialmente el papel, se ahora entre un 40 y un 65% de la energía que se utilizaría en la producción de papel de fibra virgen. En este punto, es muchas veces dónde hay que detenerse a evaluar, si reciclar es la mejor opción, ya que muchas plantas de reciclaje en el mundo funcionan aun, consumiendo electricidad de red y dado que suelen estar ubicadas en áreas urbanas, esto es equivalente a incrementar el uso de electricidad generada con la quema de combustibles fósiles.

Condiciones laborales – es ampliamente difundido que el reciclaje crea puestos de trabajo, pero también se debate sobre las características de estas posiciones. Generalmente se trata de trabajos con salarios muy bajos y condiciones laborales deplorables. Esto último es así en aquellas sociedades dónde se ha abordado el reciclaje como política de estado. En los países emergentes, la situación es aun peor, ya que se trata de un segmento de la economía totalmente informal y marginal.

Reducción de residuos sólidos – las grandes urbes en todo el mundo se enfrentan cotidianamente con el problema de la basura que generan. Según estadísticas de los EEUU cerca de un 35% de los residuos sólidos urbanos medidos por peso, son papel o productos de papel. De acuerdo a estos datos, reciclar una tonelada de papel de diario, ahorra tres metros cúbicos de desechos. El reciclaje de papel sería un gran aporte a la solución del problema de los residuos sólidos que genera la sociedad de consumo.

Contaminación de agua y aire – reciclar papel disminuye la demanda de papel virgen y por tanto reduce la cantidad total de contaminación asociada con la manufactura del papel. Según la EPA (Agencia de Protección Medioambiental de los EEUU), reciclar reduce la contaminación del agua un 35% y un 74% menos de contaminación del aire.

Realidad en argentina:

En nuestro país aún no se encuentra desarrollada esta rama de la actividad industrial papelera. Existen algunas iniciativas aisladas, pero aún no se consiguen en el mercado local papeles con fibras recicladas de calidad. Algunas empresas privadas e instituciones de diferentes rubros han aprovechado esta tendencia mundial como soporte de sus comunicaciones institucionales o sus políticas de Responsabilidad Social Empresaria.

 

http://www.vaporlospibes.com.ar/
http://www.tetrapak.com/es/medio_ambiente/reciclado/pages/recycling.aspx
http://www.infoecologia.com/Reciclaje/Aprende_a_reciclar_cbenito2004.htm
http://www.cajas.com.ar/noticias-beneficios-del-reciclado-de-las-cajas-de-carton.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Reciclaje_de_papel
http://www.paperrecycles.org/paper_environment/index.html
http://www.epa.gov/wastes/conserve/materials/paper/faqs.htm

© 2017 Cámara Argentina del Papel y Afines. Todos los derechos reservados.  |  CONDICIONES Y POLÍTICAS DE USO